domingo, 10 de julio de 2011

Mesa redonda sobre Cannes 2011




Mesa redonda 

sobre Cannes 2011


Se llevó a cabo en el edificio de la Alianza Francesa este encuentro acerca del festival de Cannes, que se realiza tradicionalmente desde hace 25 años en ese espacio.
El objeto es reunir a personalidades que cada año asisten y forman parte de ese emblemático evento cinematográfico.
En esta oportunidad, y bajo la coordinación del periodista especializado en cine y autoridad de Cine Club Núcleo Fredy Friedlander, estuvieron como invitados especiales la Presidenta del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, Liliana Mazure; Pablo Giorgelli, director de Las Acacias, film premiado en el festival; Paulo Pécora, crítico de cine y cineasta; y Alejandro De Grazia, distribuidor cinematográfico.
Antes de la Mesa redonda se proyectó el cortometraje La fiesta de casamiento, que formó parte en Cannes de la sección de films en ese formato.

Friedlander abrió el encuentro con estas palabras: Esta actividad se realiza tradicionalmente hace más de dos décadas en la Alianza Francesa, presentando cineastas y figuras representativas del país y el extranjero que estuvieron en el festival de Cannes, y entiendo que este es un momento clave como para realizar esta charla. Porque se trata de una instancia muy particular, de mucho movimiento para el cine argentino, cosa que esta vez se vio especialmente reflejada en un festival de esta relevancia.  El premio para Las acacias, Ventana Sur, el gran stand de la Argentina, los acuerdos para coproducciones, y otras circunstancias que han resultado muy provechosas para nuestro cine.
Sobre esto se va a referir con mayor detalle la presidenta del INCAA, Liliana Mazure.


Liliana Mazure se explayó sobre el tema:
Este Festival de Cannes fue muy importante, no sólo para la industria, sino que para nosotros institucionalmente también. En general nos reunimos antes con las delegaciones que va a ir a festivales importantes para buscar puntos en común, y en esta oportunidad eran tantas laspersonas que iban a ir que tuvimos que encontrarnos en el Microcine del Instituto. La idea es que cada uno que forme parte de la delegación se sienta realmente un representante del país en un evento de esa magnitud, tanto en los aspectos artísticos como de mercado. Esta circunstancia está creciendo puntualmente en este festival así como el de Berlín, Toronto y otros, y este año en Cannes fuimos cerca de sesenta personas, lo cual es una cantidad más que importante para una delegación de nuestro país vinculada al cine.
El stand que se instaló allá fue fantástico y concitó mucho interés. Hubo mucha demanda de DVD’s de películas argentinas y otro material y mucha concurrencia en las presentaciones.
Con respecto a Ventana Sur fue objeto de un evento extraordinario, con una recepción de primer nivel que tuvo una convocatoria descomunal.
 Además en la FIAP, Federación Internacional de Asociaciones de Productores Cinematográficos, -que por primera vez está presidida por unargentino, Luis Alberto Scalella-; hicimos una presentación con respecto a los derechos de autor e Internet que tuvo una notable repercusión. Fue sorprendente, porque países de Europa le dieron una gran bienvenida a nuestra posición. Si a esto le sumamos la Cámara de Oro para Las Acacias, otros stands que tuvieron distribuidores argentinos, y los acuerdos de coproducción que se concretaron, especialmente con el cine latinoamericano, el balance es fenomenal. Tuvimos la sensación que el cine argentino ha ganado muchísimo espacio y mercado y eso nos dio un gran orgullo.

Pablo Giorgelli (director de Las Acacias): Para nosotros fue un festival soñado, ya de movida programaron la película en un lugar de privilegio. A esa sorpresa se fueron sumando otras muy gratificantes, como los dos premios de la Semana de la Crítica, hasta que lentamente fuimos haciéndonos la idea que íbamos a tener una distinción, aunque no nos imaginábamos un premio tan importante como la Cámara de Oro.
Yo no hago películas para mis amigos o para un círculo de gente del medio, para mi lo más importante es llegar a las salas y que la aprecie elpúblico, por eso valoro mucho el apoyo que el INCAA le esta dando a Las Acacias en todo sentido.


� i l �/\ (ߏ black; font-style: normal; font-family: Verdana; "> evento extraordinario, con una recepción de primer nivel que tuvo una convocatoria descomunal.
 Además en la FIAP, Federación Internacional de Asociaciones de Productores Cinematográficos, -que por primera vez está presidida por unargentino, Luis Alberto Scalella-; hicimos una presentación con respecto a los derechos de autor e Internet que tuvo una notable repercusión. Fue sorprendente, porque países de Europa le dieron una gran bienvenida a nuestra posición. Si a esto le sumamos la Cámara de Oro para Las Acacias, otros stands que tuvieron distribuidores argentinos, y los acuerdos de coproducción que se concretaron, especialmente con el cine latinoamericano, el balance es fenomenal. Tuvimos la sensación que el cine argentino ha ganado muchísimo espacio y mercado y eso nos dio un gran orgullo.

Pablo Giorgelli (director de Las Acacias): Para nosotros fue un festival soñado, ya de movida programaron la película en un lugar de privilegio. A esa sorpresa se fueron sumando otras muy gratificantes, como los dos premios de la Semana de la Crítica, hasta que lentamente fuimos haciéndonos la idea que íbamos a tener una distinción, aunque no nos imaginábamos un premio tan importante como la Cámara de Oro.
Yo no hago películas para mis amigos o para un círculo de gente del medio, para mi lo más importante es llegar a las salas y que la aprecie elpúblico, por eso valoro mucho el apoyo que el INCAA le esta dando a Las Acacias en todo sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada