martes, 3 de mayo de 2011

Cine en el BAC


Representar convincentemente la experiencia de la niñez en un medio creativo es por demás dificultoso.  En una película, aparte de los problemas propios de dirigir niños actores, está la cuestión de qué es lo que se va a considerar: desde retratos nostálgicos de la inocencia hasta la obscuridad y los disturbios de la niñez, pasando por la experiencia dolorosa de niños que tienen que afrontar situaciones de adultos.  Y a esto se agrega el desafío de encontrar el estilo visual apropiado para transmitir el mundo del niño.  El cine británico ha producido gran cantidad de films sobre esta temática desde las primeras versiones mudas de  Oliver Twist de Dickens, concebido como un ícono popular cuando se trata de abordar los problemas de la infancia, hasta la saga actual de Harry Potter.
El cambio en la mirada de los niños cuando tienen que hacer frente a las dificultades de la vida adulta será el hilo conductor de este ciclo, que incluirá ocho films protagonizados por jóvenes actores británicos, con excelentes interpretaciones que no caen en lo sentimental, como suele ocurrir con el cine de Hollywood.   Entre los films se encuentran Tiger Bay (1959, J. Lee Thompson con Hayley Mills), El Señor de las moscas sobre la novela de William Golding (1963, Peter Brook); A merced del odio (1965, Seth Holt, con Bette Davis); Todas las noches a las nueve (1967, Jack Clayton) y  el Oliver Twist (2005) de Roman Polanski, entre otros.
El ciclo “Adiós a la infancia” comenzará el martes 3 de mayo, en la sala de cine del British Arts Centre, siempre con funciones a las 17 y a las 20 horas.

Programación:
Martes 3 de mayo a las 17 y alas 20 horas
El ídolo caído (The Fallen Idol, 1948) 
Dirección: Carol Reed. Guión: Graham Greene.  Origen: Gran Bretaña. Duración: 95 minutos.  Intérpretes: Ralph Richardson, Michèle Morgan, Sonia Dresdel, Bobby Henrey, Dennis O’Dea, Jack Hawkins, Walter Fitzgerald.
Ganadora del premio BAFTA al mejor film, El ídolo caído, con guión de Graham Greene, es un  thriller  que pone en el centro de la historia la relación entre Phillipe (Bobby Henrey), un niño de ocho años hijo de un diplomático, y el mayordomo Baines (un excelente Ralph Richardson), el mejor amigo de Phillipe.  Con abundante suspenso al estilo de Hitchcock, The Fallen Idol desnuda la complejidad del mundo adulto desde la perspectiva del niño, que no alcanza a comprenderlo.  Como en todas las obras de Greene, los personajes cargan con dilemas morales difíciles de resolver.

Martes10 de mayo a las 17 y a las 20 horas
La bahía del Tigre (Tiger Bay, 1959)
Dirección: J. Lee Thompson.  Guión: John Hawkesworth y Shelley Smith sobre un cuento de Nöel Calef. Origen: Gran Bretaña.  Duración: 105 minutos.  Intérpretes: Hayley Mills, Horst Buchholz, John Mills,  Yvonne Mitchell, Megs Jenkins.
Gillie (Hayley Mills) tiene 12 años y es huérfana. En el edificio donde vive con su tía se comete un asesinato. La policía no descansará hasta encontrar al asesino. El asesino no descansará hasta encontrar a Gillie, que presenció el crimen. Y durante toda la película Gillie no descansará nunca. Nominada a los premios BAFTA al mejor film y mejor guión -además del que ganó Hayley MIlls por su interpretación-, La bahía del Tigre es un policial de ritmo frenético que revela al director J. Lee Thompson como un auténtico virtuoso del montaje y del manejo del suspenso. La energética actuación de Hayley Mills (hija de John Mills, que encarna al policía) le valió no sólo el Oso de Plata en el Festival de Berlín sino también un contrato con Walt Disney.

Martes 17 de mayo a las 17 y a las 20 horas
El Señor de las moscas (Lord of the Flies, 1963) 
Dirección: Peter Brook.  Guión: Peter Brook, basado en la novela homónima de William Golding.  Origen: Gran Bretaña. Duración: 90 minutos. Intérpretes: James Aubrey, Tom Chapin, Hughs Edwards, Roger Elwin. 
Un grupo de escolares británicos, abandonados a su suerte en una isla desierta a causa de un accidente aéreo, se convierte poco a poco en una horda de salvajes, dividida en dos grupos antagónicos. El director Peter Brook (La ópera del mendigo, Encuentro con hombres notables) examina lo que ocurre con los niños cuando las reglas de la sociedad en la que han sido educados se rompen y los valores morales son puestos a prueba. También anticipa algunas de sus posteriores experiencias teatrales en el campo del “drama global” y de la creación de una lengua universal hecha sobre la base de sonidos primarios.

Martes 24 de mayo a las 17 y a las 20 horas
Mientras sopla el viento (Whistle Down the Wind, 1961)
Dirección: Bryan Forbes.  Guión: Keith Waterhouse y Willis Hall sobre la novela de Mary Hayley Bell.  Origen: Gran Bretaña.  Duración: 99 minutos.  Intérpretes: Hayley Mills, Alan Bates, Bernard Lee, Norman Bird, Elsie Wagstaff, Diane Holgate, Alan Barnes.
En una granja en plena campiña inglesa (Burnley, Lancashire) vive Kathy (Hayley Mills) con su padre, una tía autoritaria  y sus hermanos.  Una noche, descubre en el granero a un hombre joven, con barba y herido (Alan Bates en su segundo film), a quien –por una serie de circunstancias- confunde con Jesús, aunque en realidad es un fugitivo de la justicia. Whistle Down the Wind -debut de Bryan Forbes como director- narra con nobleza y sinceridad una historia de fe, vista a través de los ojos de los niños.  Candidata a cuatro premios de la Academia británica, Mientras sopla el viento sobresale también por la autenticidad en las interpretaciones de los jóvenes actores.

Martes 31 de mayo a las 17 y a las 21 horas
A merced del odio (The Nanny, 1965)
Dirección: Seth Holt. Guión: Jimmy Sangster sobre la novela de Evelyn Piper.  Origen: Gran Bretaña. Duración: 93 minutos. Intérpretes: Bette Davis, Wendy Craig, Jill Bennett, James Villiers, Pamela Franklin, William Dix.
A los diez años de edad, Joey Fane (William Dix) ha pasado buena parte de su vida en un internado. Cuando llega el momento de volver a casa, Joey está aterrorizado. Porque en casa está… The Nanny (Bette Davis).  A merced del odio es, sin lugar a dudas, la mejor película que realizó la mítica productora Hammer Films. Temáticamente similar a El sirviente (Joseph Losey, 1963) y prefigurando en algunos aspectos a If… (Lindsay Anderson, 1968), cuyo director iba a ser originalmente Seth Holt, este thriller también brindó la oportunidad a Bette Davis de lograr una de sus mejores creaciones.

Martes 7 de junio a las 17 y a las 20 horas
Todas las noches a las nueve (Our Mother’s House, 1967)
Dirección: Jack Clayton. Guión: Jeremy Brooks y Haya Harareet sobre la novela homónima de Julian Gloag.  Música: Georges Delerue. Origen: Gran Bretaña.  Duración: 104 minutos.  Intérpretes: Dirk Bogarde, Pamela Franklin, Margaret Brooks, Mark Lester, Louis Sheldon Williams, John Gugolka, Phoebe Nicholls, Gustav Henry, Yootha Joyce.
El director Jack Clayton (The Innocents, El Gran Gatsby) fue candidato al León de Oro en el Festival de Venecia por Our Mother’s House, una película protagonizada por niños: siete hermanos huérfanos que deciden llevar adelante las responsabilidades de la vida cotidiana ellos solos, por no confiar en los adultos que constituyen una permanente amenaza. Aunque en un principio podría pensarse que se trata de un film de terror, ya que transcurre en una vieja casa gótica, con una atmósfera densa, ésta no es una historia de fantasmas. Nada sobrenatural estaría a la altura del horror que los chicos encuentran en el mundo real como sinónimo del encierro en un orfanato. Cuando el padre ausente de los niños (Dirk Bogarde) aparece en escena, Our Mother’s House se transforma en un film de suspenso.  Las interpretaciones de los niños son notables, de una gran naturalidad, entre las que sobresalen Pamela Franklin  (Diana)  y un pequeño Mark Lester (Jiminee). 

Martes 14 de junio a las 17 y a las 20 horas
Los que llegan con la noche (The Nightcomers, 1971) 
Dirección: Michael Winner.  Guión: Michael Hastings sobre los personajes de Otra vuelta de tuerca de Henry James.  Origen: Gran Bretaña.  Duración: 96 minutos.  Intérpretes: Marlon Brando, Stephanie Beacham, Thora Hird, Henry Andrews, Verna Harvey, Christopher Ellis, Anna Palk. 
Los que llegan con la noche narra los hechos previos que desencadenarían la historia de Otra vuelta de tuerca, de Henry James.  En la Inglaterra victoriana, en una enorme mansión en Cambridgeshire, los huérfanos adolescentes Flora y Miles quedan al cuidado de la institutriz Miss Jessel y el jardinero Peter Quint (Marlon Brando), entre los que se establece una relación masoquista. Los niños, fascinados por la personalidad de Peter Quint, aprenden de él retorcidos conceptos acerca del amor y de la muerte.  Muy diferente a The Innocents de Jack Clayton (sobre la novela de Henry James propiamente), The Nightcomers es una película explícita como suelen serlo las de Michael Winner (El vengador anónimo). Pero esta vez, los habituales excesos de  Winner están justificados por la historia que narra. Y también demuestra que es un director capaz de crear una atmósfera, de describir complejas relaciones humanas, y de dirigir a Marlon Brando (que sólo un año después trabajaría bajo las órdenes de Coppola y de Bertolucci), candidato al premio BAFTA por su actuación.

Martes 21 de junio a las 17 y a las 20 horas
Oliver Twist (Oliver Twist, 2005) 
Dirección: Roman Polanski.  Guión: Ronald Harwood, basado en la novela homónima de Charles Dickens.  Música: Rachel Portman. Origen: Gran Bretaña, República Checa, Francia, Italia.  Duración: 130 minutos.  Intérpretes: Barney Clark, Ben Kingsley, Jamie Foreman, LewisChase, Leanne Rowe, Harry Eden, Jeremy Swift, Ian Mc Neice, Edward Hardwicke.
Primera novela de Charles Dickens, Oliver Twist tiene más de veinte adaptaciones al cine y la televisión. La razón por la que Polanski decidió hacer una nueva versión –sin duda impecable y, quizás, demasiado académica- es que Charles Dickens es uno de sus autores preferidos y, dentro de su obra, Oliver Twist es su favorita.  Así como la novela contiene referencias autobiográficas de la infancia de  Dickens, la película de Polanski remite, en cierta forma, a su niñez en el gueto de Cracovia durante el nazismo. Filmada íntegramente en República Checa donde se reconstruye el Londres del siglo XIX, el Oliver Twist de Polanski  incluye hacia el final una escena que está en la novela pero que las películas anteriores omitían: la visita de Oliver a Fagin en la cárcel, una suerte de redención del personaje que al fin y al cabo acogió a Oliver cuando llegó harapiento y con hambre a Londres.

Todas las películas en inglés con subtítulos en castellano

Entrada libre y  gratuita

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada