martes, 22 de noviembre de 2011

MAE WEST, SEX SYMBOL

TEATRO SAN MARTÍN

MAE WEST, SEX SYMBOL

en la Sala Leopoldo Lugones


El Complejo Teatral de Buenos Aires y la Fundación Cinemateca Argentina han organizado un ciclo denominado Mae West, sex symbol, que se llevará a cabo del miércoles 23 al domingo 27 de noviembre, en la Sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín (Avenida Corrientes 1530).

En 1932, luego de una exitosa carrera en el teatro de vaudeville, Mae West (1893–1980) iniciaría una breve pero explosiva filmografía en Hollywood. Famosa por su curvilíneo cuerpo y un notable ingenio para las frases de doble sentido, West sería una de las primeras víctimas del Código de Producción, el sistema de auto-censura que desde 1934 haría de las pantallas de cine norteamericanas un lugar sexualmente más austero. El ciclo presenta cinco de sus más famosas comedias, algunas de ellas producidas en plena libertad, otras encorsetadas por el puritanismo impuesto por los productores.

Mae West ha muerto y los compositores de notas necrológicas escriben las cosas más tristes esta tarde: «Mae, la malograda», porque fue famosa nada más que medio siglo. O un obituario: «Mae llevaba más tiempo muerta que ninguna otra estrella viva». (…) Había visto a Mae West en películas, por supuesto, como She Done Him Wrong (título de imposible gramática rubia), donde ella invita a Cary Grant, bien verde, con una famosa frase verde: «Ven a verme un día de éstos», y su entonación era insinuación de un solo sentido. O I'm No Angel (No soy un ángel), con un Cary Grant más maduro, pero una Mae West siempre verde. Sólo la ausencia de la Legión de la Decencia (todavía por crear) permitió que esta película, tal vez su mejor vehículo, la disfrutaran desde niños prodigios sexuales hasta viejos verdes. Mae danza decente (como la actriz que nunca fue: siempre fue un fenómeno) en un circo, y su conflicto es no haber cometido otro crimen que poner a la vista su sexo antes de tiempo. Mae, después de la censura de Hays y su código, parece casi doméstica, pero nadie pudo domarla nunca y logró hacer una serie de películas (una con un título que es el mío: Go West, Young Man) y otra con ese viejo padre que fue W. C. Fields. (…) Cantó con tal contento y brío y ritmo perfecto, con su voz característica de mulata rubia de Brooklyn, moviéndose ondulante en su traje negro, estrecho, que al final del número todo, absolutamente todo el mundo en el estudio, que era entonces el mundo, cuando ella acabó, el mundo aplaudió. Aplaudimos felices de haber sido testigos de un milagro: Mae West, la leyenda, mostraba cómo nace y también cómo se perpetúa un mito. La clave está en su frase más famosa. Ella sabía dónde estaba, dónde estaría, dónde estará esperando siempre a que subamos todos a verla a ese altoplano en que el arte y el artista se hacen uno, solo, inmortal. Mae West no ha muerto hoy. Mientras haya tiempo morirá mañana”.
Guillermo Cabrera Infante en Cine o sardina

La agenda completa del ciclo es la siguiente:

Miércoles 23:    Noche tras noche
                        (Night After Night; EE.UU., 1932)
Dirección: Archie Mayo.
Con George Raft, Constance Cummings, Mae West.
En plena ley seca, un ex-boxeador compra un bar de primera clase y se enamora de una muchacha de la alta sociedad, que desconoce su pasado. Las complicaciones no tardan en apilarse cuando aparecen algunas ex novias de sus días de boxeo. Noche tras noche fue el primer protagónico de Raft, a quien la Paramount Pictures pretendía darle una imagen semejante a la de Valentino. Mae West, quien estaba desarrollando una carrera teatral con mucho éxito, fue contratada para un papel menor, pero gracias a su fuerte carácter y presencia en pantalla, consiguió superar a Constance Cummings en el recuerdo de los espectadores. Fue también su debut en el cine.
A las 14.30, 17, 19.30 y 22 horas (84’; digital)

Jueves 24:        No soy un ángel
                        (I’m No Angel; EE.UU., 1933)
                         Dirección: Wesley Ruggles.
                         Con Mae West, Cary Grant, Gregory Ratoff.
La estrella de un circo, exuberante e interesada, mantiene aventuras constantes con hombres ricos, pero cuando conoce a un playboy millonario no puede evitar enamorarse de él. Con guión de la misma Mae West, y tal vez con más de un elemento autobiográfico, No soy un ángel narra la trayectoria de una domadora de leones que vuelve locos a los hombres. Es un film chispeante, con frases memorables como aquella de “Cuando soy buena, soy muy buena, pero cuando soy mala, soy mucho mejor”.
A las 14.30, 17, 19.30 y 22 horas (88’; digital)

Viernes 25:       Goin’ to Town
                         (EE.UU., 1935)
                          Dirección: Alexander Hall.
                          Con Mae West, Paul Cavanagh, Gilbert Emery.
Cuando Buck Gonzales es asesinado, la reina de salón de baile Cleo Borden hereda     todas sus riquezas, incluidos los pozos de petróleo supervisados por un ingeniero británico, con el que iniciará una extraña relación.
A las 14.30, 17, 19.30 y 22 horas (81’; digital).

Sábado 26:       Hollywood te llama
                         (Go West Young Man; EE.UU., 1936)
                          Dirección: Henry Hathaway.
                          Con Mae West, Warren William, Randolph Scott.
Mavis Arden, una gran estrella de cine, tan ardiente en privado como pura en público,  está implicada con un político, mal que le pese a su representante. Durante una parada en un pueblo rural, Mavis atraerá la atención de un completo desconocido, quien se enamorará profundamente de ella.
                         A las 14.30, 17, 19.30 y 22 horas. (80’; digital)

Domingo 27:     Curvas y balas
                        (My Little Chickadee; EE.UU., 1940)
                          Dirección: Edward F. Cline.
                         Con Mae West, W.C. Fields, Joseph Calleia.
Primer y único encuentro en la pantalla del comediante W. C. Fields y Mae West. Fields                interpreta a Cuthbert J. Twittle, un charlatán que vende ungüentos. En el tren que le conduce a Greasewood City, conoce a Flower Belle Lee, una dama que alguna vez cantó y actuó en Chicago y que ahora ha sido expulsada de Little Bend por sus puritanos habitantes. La búsqueda de “respetabilidad” y la conveniencia mutua harán que ambos terminen firmando un acta matrimonial.
A las 14.30, 17, 19.30 y 22 horas. (84’; digital)

Informamos que las localidades para la Sala Leopoldo Lugones podrán adquirirse personalmente con seis días de anticipación (incluyendo el día de la función) en las boleterías del Teatro San Martín.
Precio de las localidades en la Sala Leopoldo Lugones $ 12.- Estudiantes y jubilados $ 5.- (Los interesados deberán tramitar su credencial de descuento en el 4° piso del Teatro San Martín, de lunes a viernes de 10 a 16 horas.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada