lunes, 12 de agosto de 2013

RENOIR

RENOIR
DIRIGIDA POR GILLES BOURDOS


SÍNTESIS ARGUMENTAL:
1915. La Costa Azul. En el crepúsculo de su vida, Auguste Renoir vive atormentado por la pérdida de su esposa, los dolores de la vejez y la terrible noticia de que su hijo Jean fue herido en la guerra. Pero cuando una joven mujer entra milagrosamente en su mundo, el viejo pintor se ve invadido por una energía nueva y totalmente inesperada. Llena de vida y de una belleza radiante, Andrée se convertirá en su última modelo y la fuente de un increíble rejuvenecimiento.
De vuelta al hogar familiar para recuperarse, Jean caerá en el embrujo de la nueva estrella en el firmamento de Renoir. En ese paraíso del Mediterráneo, y frente a la férrea oposición de su padre, el joven se enamora de este espíritu salvaje e insaciable mientras, dentro de él, un cineasta empieza a nacer.
Convertida en una fuente de vida tanto para el padre moribundo como para el hijo que empieza a descubrir su destino, Andrée Heuschling será objeto de laberínticos deseos, tanto amorosos como artísticos. Su destino, único en la historia del arte, será el de modelo y actriz en el momento en que la pintura y el cine se cruzan, y también el objeto de un complejo de Edipo artístico para un padre y un hijo.
FICHA TÉCNICA
DIRECTOR: Gilles Bourdos
PRODUCTORES: Olivier Delbosc, Marc Missonier
DIRECTOR DE FOTOGRAFIA: Mark Ping Bing Lee
MONTAJE: Yannick Kergoat
ORIGEN: Francia
DURACIÓN: 111 min.

ELENCO
PIERRE AUGUSTE RENOIR: Michel Bouquet
ANDRÉE: Christa Theret
JEAN RENOIR: Vincent Rottiers
COCO: Thomas Doret
GABRIELLE: Romane Bohringer

PALABRAS DEL DIRECTOR
En 1915, un Jean Renoir de 21 años es gravemente herido en el campo de batalla. Se salva, por poco, de una amputación de pierna. Viaja a convalecer a Collettes, la casa de su padre, el renombrado impresionista Pierre-Auguste Renoir. Mientras la guerra  prende al mundo en llamas y lo riega de sangre, en la paradisíaca propiedad del viejo pintor se exalta la vida. Es aquí que Jean conoce a la incandescente Andrée, quien se convertirá en la última modelo de su padre y también en la protagonista de sus primeras películas bajo el nombre de Catherine Hessling.
“Con esta película, vuelvo a mis orígenes. Nacido en Niza, vuelvo al Mediterráneo. Es gracias a mi país natal, que mi ensueño cinematográfico se hizo materia. Pescando por las tierras de Renoir, me impregné de un pensamiento del agua. Imaginando ese extraño estudio de madera y vidrio, anidado en el corazón de su paraíso mediterráneo, la película vino hacia mí, más aun teniendo en cuenta que fue allí donde el cine se le presentó por primera vez a Jean”.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada